Asperger

timthumb

El 18 de febrero de 1906, nacía en Viena (Austria) el neurólogo Hans Asperger conocido por sus estudios sobre distintas alteraciones psíquicas y comportamentales, particularmente las que sufrían los niños. Gracias a la atención que suscitaron sus investigaciones posteriormente, durante los años 1980, el síndrome de Asperger fue denominado de tal manera en su honor y desde el 2007, se celebra el 18 de febrero como Día Internacional del Síndrome de Asperger.

Desde la Federación Asperger España reivindican en este día el reconocimiento social al ejercicio pleno de los derechos de las personas con Asperger. Para hacer efectivo este derecho se han dado algunos pasos como el nacimiento este año de la Estrategia Española de los Trastornos del Espectro Autista. Sin embargo, otros aspectos, como los recortes producidos en materia de bienestar hacen que ese derecho se haya vea mermado. La atención a la diversidad, en general, se ha visto castigada duramente por la puesta en marcha de la LOMCE, lo que determina que las personas que requieren una atención especial no reciban los apoyos educativos necesarios en las aulas, lo que perjudica también a este colectivo. A esto hay que sumarle las diferencias en las prestaciones y servicios que dan las distintas comunidades autónomas, creándose situaciones de desigualdad entre ciudadanos de un mismo Estado.

Así mismo, las personas con Asperger tienen que enfrentarse en su día a día a diferentes situaciones en las que sus derechos se vulneran: desde los innumerables casos de acoso escolar que se producen en los centros educativos hasta las circunstancias y dificultades en las que muchos Asperger Adultos tienen que desarrollar su vida, en relación con el empleo y la vida independiente.