Etiqueta: oido

Saborea las experiencias comunes

saborea-las-experiencias-comunes

 

Escogí este tema porque ahora se vive tan de prisa que a ratos no nos acordamos ni siquiera que comimos en el día, considero que es una forma de reconectarnos con nosotros mismos y empezar a oír a nuestro cuerpo, ya que la mayor sabiduría está en nosotros.

Así que me hice una especie de diario sensorial, es decir un día experimentaba con un sentido y otro día con otro, porque al principio había demasiados estímulos y experiencias y me parecía que no era lo adecuado, así que me propuse usar un sentido al día, durante 3 semanas las experiencias han sido muy ricas.

ducha

El primer día decidí usar el sentido que según yo menos usaba, el tacto, y primero pensé, está difícil, pero después dije manos a la obra a ver que sale, y entré a la ducha fue todo un ritual el sentir las gotas de agua en el cuerpo, no abrí los ojos ni puse música, me decidí disfrutar del momento, luego fue al ponerme la crema, y el sentir el roce de la ropa, de verdad disfruté la experiencia.

comer

Al siguiente día, decidí usar el gusto, desde el primer trago de agua, sentir como se deslizaba por mi garganta, y así continué con cada comida, decidí cerrar mis ojos.

oler

Siguiente día, el olfato, lo primero que hice fue oler las flores del jarrón, el tratar de descomponer los olores fue un poco difícil al principio pero luego se volvió como un juego, me di cuenta conscientemente porqué me gustaban ciertos perfumes y otros no.

oido

Le siguió el oído, como mi oído siempre está en competencia con los ojos entre cual es el sentido más usado, cerré mis ojos y me concentré en los diversos sonidos que habían en el ambiente, hay veces que no nos damos cuenta de la capacidad del oído para conectarnos con el mundo, usé los audífonos y me sumí en una meditación, que experiencia tan enriquecedora.

vista

Y por último los ojos, el sentido del que más dependo pero ahora me doy cuenta que no es el único y que todo lo que percibo no podría ser lo mismo si no tengo el input del resto de sentidos. Me levanté ese día y mi propósito era respirar por los ojos, apreciar lo bello y abrazar con mis ojos lo que yo quería, fue una experiencia muy bonita.

Así continué por las 3 semanas y siento que me ayudó tanto a concientizarme como a saborear, relajarme y disfrutar de todas mis actividades por simples que parezcan.

Siento que esta estrategia me sirvió mucho porque es una forma más de autoconocimiento, que me ha permitido darle el valor que le corresponde a cada sentido, y profundizar en el hecho de que somos la combinación de muchas sensaciones y cómo estas se manifiestan en nuestras reacciones y nuestras reacciones en nuestros hábitos.

Nuevamente con un ejercicio muy sencillo he podido llegar a algo muy profundo que ni siquiera pensaba que podía sentir.

Te invito a que lo lleves a cabo tu también y saborees de las experiencias comunes.

MA. AUGUSTA FRANCO

Directora de Megabrain