La Dispraxia

La dispraxia es un trastorno subdiagnosticado y poco conocido en la población. Este trastorno también conocido como Síndrome del niño torpe, se relaciona con el desarrollo de la coordinación. Se define como el “rompimiento” en la actividad e inhabilidad en el uso voluntario del área motora para realizar habilidades motoras voluntarias en actividades que oscilan desde el juego hasta aquellas estructuradas.

Otras definiciones atribuyen la dificultad motora a problemas perceptuales relacionadas al área visual-motora. Este desorden afecta a la organización, planeación y ejecución del movimiento físico atribuido al desarrollo mas no a una causa de origen. Cuando se habla del trastorno, el término “normal” se vuelve bastante difícil de definir por lo que se habla de un espectro que involucra varios aspectos, los más comunes son los siguientes:

  • La coordinación motora durante las actividades cotidianas debe estar en un rango menor al esperado según edad e inteligencia.
  • Las dificultades motoras interfieren con el rendimiento académico o actividades de vida.
  • Los problemas de coordinación no se deben a una causa médica ni a un desorden persuasivo del desarrollo.
  • En caso de que existiera retraso mental presente, las dificultades motoras son excesivas para la asociación al retraso mental.

Aproximadamente el 25% de los niños con este desorden recibirán su diagnóstico antes de iniciar la escuela, mientras que el 75% restante lo recibirán en los primeros años escolares. De tal manera que se considera que este porcentaje tendrá un retraso significativo antes de asistir donde un especialista. En lo referente al manejo y tratamiento se utiliza la combinación de dos abordajes; el primero enfocado a la realización de la tarea y el segundo enfocado en el procesamiento de la misma. De igual manera se sugiere apoyo por parte de la escuela así como de tratamiento psicológico para sobrellevar las afectaciones en el autoestima. Este desorden es un enigma y queda mucha investigación a realizarse en su área que contribuya al desarrollo

Menú